Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

La vida de fe representa en sí misma la realidad evidente de vivir conforme a lo que se cree. Si este principio se altera, no habrá coherencia, se vivirá en lo absurdo y se caerá en el terrible error y pecado del fanatismo religioso.

Con frecuencia la gente se hace esta pregunta para cuestionar el obrar de Dios en sus necesidades prioritarias. Sin embargo, en términos reales, Jesús está en el Cielo.

En otras oportunidades he dicho que, además de los cinco sentidos que nuestro cuerpo desarrolla, necesitamos otros sentidos que normalmente tienen que ver con nuestra capacidad emocional, me refiero al sentido de valía, al sentido de pertenencia y al sentido de competencia.

LA TRISTEZA QUE PROVIENE DE DIOS PRODUCE EL ARREPENTIMIENTO QUE LLEVA A LA SALVACIÓN, de la cual no hay que arrepentirse, mientras que la tristeza del mundo produce la muerte. 2 Corintios 7:10